Inicio » Noticias » Actualidad » Aumenta el maltrato infantil con la crisis economica y el paro 675579
 

Aumenta el maltrato infantil con la crisis económica y el paro

 

1.723 fueron los casos de menores que el pasado ejercicio requirieron de alguna medida tutelar de la Junta, informa la Gerencia de Servicios Sociales, y uno de cada cuatro está en situación de pobreza y sufre malnutrición según el último informa de Unicef. Esto sucede en España, en Castilla león y Valladolid, tal y como constata la asociación REA para la defensa de la infancia y la juventud en la comunidad. La Junta dispone de programación, legislación y centros para detectar los problemas de maltrato y amparar a los menores.

La crispación se ceba en los más vulnerables: inseguridad, ausencia de prestaciones, falta de ingresos, deudas, desempleo, inestabilidad, falta de perspectivas a corto plazo, son lo que caracteriza a muchas familias, y esto recae antes o después en los más pequeños, y también en los ancianos, en forma de chillidos y negligencia, presiones emocionales y agresivas, que acaban erosionando y aplastando la autoestima de los menores.

Como consecuencia del maltrato psicológico y verbal, se percibe "un aumento del absentismo escolar y del fracaso en el colegio", asegura su secretario, Antonio Rodríguez Marcos. "No tenemos estudios concretos, pero el día a día en RES, las demandas familiares, el contacto con los colegios, los talleres, la escuela de padres... nos han dado ya la luz de alarma, hay una clara incidencia de la crisis en la infancia."

Dentro de jornada del Día Internacional de los Derechos del Niño del 20 de noviembre pasado, coincidiendo con la jornada de elecciones en España, el protagonista es el niño como víctima de la situación económica y los efectos de la crisis en el contexto de las familias. La familia atraviesa momentos "especialmente complicados" y busca en su seno a los culpables, en este caso los niños. Hay más tensiones, reproches mutuos y maltrato verbal. Aunque no se detectan casos de explotación laboral, "uno de cada cuatro niños españoles vive en la pobreza y están malnutridos."

Ante el maltrato en el entorno familiar es previsible que la necesidad de desahogo se extienda al contexto escolar y se manifieste en un aumento del acoso en las aulas y entornos de ocio infantil (bullying). Los Servicios Sociales ya están en alerta: "está claro que estamos ya en esa fase de afectación sobre el menor y es muy necesario adoptar medidas preventivas, trabajar con las familias y mucho con Educación porque [los niños] pasan muchas horas en el colegio y es el lugar idóneo para detectar los síntomas."

 

Tipos de acoso escolar

Frecuentemente se dan varios tipos de acoso de forma simultánea:

Acoso Físico: es la agresión directa a base de empujones, golpes, o cualquier otro tipo de agresión física. A veces implica daños materiales en los objetos personales de la víctima o robos. 

Acoso Verbal: es el más habitual. El sujeto sufre humillaciones, insultos, menosprecios en público, propagación de rumores falsos, mensajes telefónicos ofensivos o llamadas, lenguaje sexual indecente, ciber-bullying, intimidación. 

Acoso Psicológico: en este caso se trata de aterrorizar a la víctima para obtener de ella algún objeto o dinero, o para obligarla a hacer cosas que no quiere hacer.

AcosoSocial: la víctima es excluida y marginada, ignorando su presencia e  impidiéndole participar en las actividades habituales  entre compañeros.

 

Bullying en cifras

Se estima que un 1,6 por ciento de los niños y jóvenes estudiantes sufren en España este fenómeno de manera constante y que un 5,7 por ciento lo vive esporádicamente.  

“Una encuesta del Instituto de la Juventud (INJUVE) eleva el porcentaje de víctimas de violencia física o psicológica habitual a un 3% de los alumnos. Un 16% de los niños y jóvenes encuestados reconoce que ha participado en exclusiones de compañeros o en agresiones psicológicas.

Según el Defensor del Pueblo el 5% de los alumnos reconoce que algún compañero le pega, mientras el Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA) indica que un 49% de los estudiantes admite ser insultado o criticado en el colegio. Un 13,4% confiesa haber pegado a sus compañeros.”

 

Consecuencias del maltrato psicológicos en niños

De acuerdo con la Child Welfare Information Gateway, el abuso y la negligencia tienen graves consecuencias para los niños, las familias y la sociedad que pueden durar toda una vida.

"El daño al cerebro en desarrollo de un niño, puede afectar el desarrollo psicológico y causar retrasos mentales o dificultades emocionales. Los problemas psicológicos se pueden manifestar como comportamientos de alto riesgo, como fumar, abusar del alcohol o las drogas, comer en exceso, actos vandálicos y delincuencia. A largo plazo los comportamientos de alto riesgo a su vez pueden causar problemas físicos y de salud.

Los efectos emocionales inmediatos del maltrato infantil—aislamiento, miedo, desconfianza—pueden tener consecuencias para toda la vida como la baja autoestima, la depresión y las dificultades interpersonales. Los investigadores han relacionado el abuso y la negligencia a las siguientes consecuencias:

Dificultades durante la infancia. La depresión y el llamado "síndrome de rechazo" son consecuencias comunes a un tipo de maltrato emocional o físico, o a una forma de negligencia ambiental en los niños de más de tres años de edad (Dubowitz, Papas, Black, & Starr, 2002).

Mala salud mental y emocional. En un estudio a largo plazo con jóvenes abusados, más del 80 por ciento fueron diagnosticados con un desorden psicológico al cumplir los 21 años. Estos jóvenes tenían problemas con la depresión, la ansiedad, los desordenes alimenticios, y muchos intentaron suicidarse (Silverman, Reinherz, & Giaconia, 1996). Otras condiciones psicológicas y emocionales asociadas al abuso y a la negligencia son el pánico, la depresión, la ira, el trastorno disociativo, el estrés postraumático, los trastornos afectivos y el llamado síndrome de déficit de atención e hiperactividad (Teicher, 2000; De Bellis & Thomas, 2003; Springer, Sheridan, Kuo, & Carnes, 2007).

Dificultades al procesar información (dificultades cognitivas). NSCAW estudió a un grupo de niños colocados fuera de casa por razón de abuso o negligencia y encontró que obtenían calificaciones mas bajas que los niños en la población general en términos de habilidades para el lenguaje, el trabajo escolar y la capacidad para procesar información (Departamento de Salud y Servicios Humanos, 2003). Un estudio longitudinal de 1999 también encontró una relación entre la ocurrencia del maltrato de menores y el bajo desempeño escolar y el desenvolvimiento del niño en la escuela (Zolotor, Kotch, Dufort, Winsor, Catellier, & Bou-Saada, 1999).

Dificultades sociales. Los niños que sufren el rechazo o el descuido tienen más probabilidades de desarrollar hábitos y rasgos antisociales al ir creciendo. La negligencia paterna o materna también está relacionada a los desordenes de la personalidad y a los comportamientos violentos (Schore, 2003)."

 

Fuentes

http://www.elnortedecastilla.es/v/20111119/valladolid/crisis-paro-fomentan-maltrato-20111119.html

http://www.guiainfantil.com/educacion/escuela/acosoescolar/index.htm

http://www.childwelfare.gov/pubs/factsheets/sp_long_term_consequences.cfm

Imagen:psyca.wordpress.com

 
 
Comentar esta Noticia
Nombre:
Email:
Comentario: