Inicio » Articulos » Tecnicas psicologicas » De que trata hacer psicoanalisis
 

¿De qué trata “hacer Psicoanálisis”?

 

El Psicoanálisis es un invento terapéutico que data del año 1901 aproximadamente, año en que Sigmund Freud publicara su primer libro, “La interpretación de los sueños”, donde comenzó con la ardua tarea de intentar descubrir, o interpretar, qué metáforas se ocultaban detrás de los sueños, los equívocos al hablar (luego llamados actos fallidos) los chistes y todos síntomas manifiestos y decires acerca de estos y la vida cotidiana en general de los propios pacientes, en sesiones presenciales en un consultorio.

 

Estas sesiones no son más que un encuentro entre el psicoanalista y el paciente, con una frecuencia que suele ser semanal, pero que puede variar, en un consultorio por lo general equipado de una silla para el psicoanalista y un cómodo diván para el paciente, con el fin de que este se sienta cómodo y pueda hablar durante, por lo general cuarenta y cinco minutos, aunque esto también varía, acerca de lo que el paciente quiera, sus síntomas manifiestos si los tiene, o sobre su vida, sus parejas, amigos, actividades, angustias, alegrías, sueños, anhelos, en fin, lo que le venga a la mente en ese momento.

 

Esa es la regla fundamental de un Psicoanálisis, que el paciente hable libremente de lo que le venga a la cabeza durante esa hora, así el psicoanalista intentará, sesión tras sesión, hacer una lectura con sentido de todas estas cosas que parecieran no tener nada que ver una con otras, intentará escuchar qué metáforas sobre la vida del paciente se esconden detrás de todas estas narraciones aparentemente desconectadas entre si.

 

¿Con qué fin? preguntarán algunos, bueno, durante estos más de cien años de existencia y práctica de miles y miles de psicoanálisis alrededor del mundo, en diversas épocas, culturas, religiones, países… practicados por miles de diferentes psicoanalistas y otros tantos miles de diferentes pacientes, se comprobó y corroboró que esta práctica es muy saludable para la vida cotidiana de las personas, sirve de cura para síntomas manifiestos como miedos, angustias, estados de crisis, manías, obsesiones, y un largo etcétera, así como también mejora notablemente la calidad de vida diaria de las personas que aparentemente no tienen ningún síntoma.

 

Así como practicar un deporte es más saludable para las personas que no hacerlo, aún cuando uno no sea deportista, pudiendo alargar la vida y ayudar a vivirla mucho más plenamente, la práctica de un Psicoanálisis nos ofrece cura para nuestras dolencias actuales y bienestar para nuestra vida, ayudándonos a superar con mayor facilidad desde los más pequeños hasta los más grandes obstáculos que se nos presentan en el diario vivir, y dejándonos un poco “entrenados” para las cambiantes, inconstantes y sorpresivas situaciones de esta vida cada vez más rápida y moderna.

 

Esto es solo un pequeño avance sobre la superficie de estas, para algunos misteriosas, sesiones psicoanalíticas, teniendo ahora esta referencia, sabiendo que no es nada difícil ni extraño a nuestras costumbres, que se practica desde la antigüedad, que es algo que ha sido probado por cientos de personas de toda índole y que hasta quizá ya han visto más de una película donde se muestra un poco la dinámica, qué más decir… solo falta dar el último paso, pedir una cita y… ¡ha experimentarlo!

 

Psa. Maximiliano Perinetti

22/01/2011


 
 
Comentar este artículo
Nombre:
Email:
Comentario: