Inicio » Articulos » Tecnicas psicologicas » Cuando un curso para hablar en publico empeora las cosas 269127
 

CUANDO UN CURSO PARA HABLAR EN PÚBLICO EMPEORA LAS COSAS.

 

A lo largo de los casi 15 años que llevamos realizando el curso “Miedo a Hablar en Público” nos hemos encontrado con una gran variedad de perfiles de alumnos. Queremos detenernos en uno de ellos muy específico.

 

Se trata de las personas que nos consultan después de haber realizado un curso para hablar en público en su empresa o en otro centro y que además de haber tenido una mala experiencia, el curso no les ha ayudado a superar su problema. Es más, cada vez se sienten más angustiadas.

 

Llegan a nosotros con bastante escepticismo y con la sensación de que algo malo debe haber en ellas. No comprenden que no les funcione lo que a otros sí.

 

Pues bien, no hay nada negativo en ellas. Lo único que ocurre es que durante el curso que realizaron se produjo un fenómeno de sensibilización que reforzó aún más su miedo a hablar en público.

 

¿Cómo es posible que esto ocurra? ¿Cómo un curso para aprender a hablar en público, puede aumentar nuestro miedo a hablar en público?

 

Aquí está la respuesta:

 

Todos sabemos que la única manera de superar un problema de ansiedad o miedo, sea cual sea la situación que se teme, es enfrentándose a ello, en nuestro caso, sólo superaremos el miedo a hablar en público, hablando en público.

 

Ahora bien, Para que esta exposición a lo que tememos funcione y nos sirva para superar nuestro miedo, es imprescindible que la experiencia se desarrolle con niveles de ansiedad bajos, o al menos, que termine con bastante menos ansiedad de la que había al comienzo.

 

(Otro párrafo) De lo contrario, dicha experiencia no solo no habrá servido para ir superando el miedo, sino todo lo contrario, habrá afianzado aún más nuestra asociación entre situación de hablar en público y ansiedad, y sus consecuencias negativas mantendrán o incluso aumentarán nuestro miedo para la siguiente ocasión.

 

Si durante el tiempo que pasamos hablando en público lo hacemos con mucha ansiedad y no conseguimos relajarnos, en lugar de habituarnos a dicha situación y aprender que no son situaciones “peligrosas”, estaremos sensibilizándonos y reforzando nuestro miedo.

 

Por lo tanto, Antes de realizar un curso de este tipo, es importante asegurarse de que la persona que lo va a impartir tiene los conocimientos suficientes sobre los mecanismos psicológicos de la ansiedad o dispone de los medios y estrategias necesarios para hacer que ésta disminuya durante nuestros ensayos. De lo contario, estará permitiendo que nos sensibilicemos con el problema y que salgamos del curso peor de lo que entramos.

 

Víctor D. Magaña Loarte.

victormagana@grupoxxi-psicologia.net

Grupo XXI psicología 


 
 
Comentar este artículo
Nombre:
Email:
Comentario: