Inicio » Articulos » Articulos para reflexionar » Puedo ser siempre feliz 440348
 

¿Puedo ser siempre FELIZ?

 

El concepto de Felicidad probablemente sea una de las definiciones más controvertidas y complicadas. Al igual que otros conceptos profundos de nuestras vidas (la culpa, la justicia, el egoísmo), todos tenemos una noción interna acerca de qué significa pero, al igual que esas otras ideas, explicarlas implica subjetividad y por tanto, desafortunadamente, el término “Felicidad” tan usado en el discurso diario, tiene necesariamente significados vagos y un tanto diferentes.

Resulta habitual confundir “Felicidad” con “Bienestar” o con “Estar Contento”, por eso muchas personas tienden a equivocar el sentido de los bienes materiales en sus vidas, creyendo que les dará una “Felicidad” que nunca encuentran. Sin embargo algunos tenemos la sensación de que el “Bienestar” no es equiparable al término “Felicidad”, sino que éste parece ser un concepto mucho más profundo que implica algo tan ansiado por muchos seres humanos como es la “Estabilidad”. Además, muchas personas conceptualizan la “Felicidad” como ausencia de “Malestar” por lo que desde el punto de vista científico sería conveniente acotar el término y mencionar el estudio del “Bienestar Subjetivo”.  Este bienestar subjetivo parece estar más relacionado con la congruencia entre los valores y el compromiso de hacerlos efectivos, esto permite entender la “Felicidad” como algo que tiene que ver con el propio individuo, dejando fuera los acontecimientos vitales que producen satisfacción (aunque evidentemente influyen cuando el individuo así lo considera).

Resulta paradójico observar como muchas personas que “lo tienen todo” suelen ser a menudo extremadamente infelices y que gente humilde, o muy pobre, que vive en condiciones infrahumanas, con privaciones y penurias, comente su “Felicidad” con alegría. “Ser Feliz” no consiste en la ausencia de problemas o de dificultades, no es algo que esté necesariamente fuera de nosotros. Precisamente es ahí donde consideramos hay que comenzar la búsqueda y donde sería deseable encontrarla, en nuestro interior. La Universidad de Wisconsin realizó un estudio comparando información de 256 sensores conectados al cerebro de Mattieu Ricard (un francés de 61 años, que decidió dejar su trabajo de genetista celular en el prestigioso Instituto Pasteur de París para estudiar a los grandes maestros del budismo y convertirse en asesor personal del Dalai Lama) para detectar los niveles de sensaciones como estrés, enfado, irritabilidad, placer, satisfacción etc., con los obtenidos por cientos de voluntarios que participaron en el estudio. Los niveles de felicidad fueron clasificados en una escala con valores comprendidos entre -0.3 (muy infeliz) y 0.3 (muy feliz). Ricard obtuvo un nivel de 0.45 superando con creces los valores de los registros conseguidos por los voluntarios. El “Monje Feliz” como se le conoce, define la “Felicidad” como “un tesoro escondido en lo más profundo de cada persona. Atraparla es cuestión de práctica y fuerza de voluntad”.

Trabajar para lograr hace efectivos nuestros deseos, prestando siempre atención a nuestros valores, alegrándonos por el éxito de nuestros seres queridos, intentar ayudar a los demás, etc., nos va a proporcionar esa “Paz Interior” anhelada, esa “Estabilidad” buscada, ese placer que a veces se convierte en espiritual, esa forma de sentirnos completos y contentos con nosotros mismos. La “Felicidad” es el resultado de un esfuerzo continuado para superar los problemas, un trabajo intenso y constante que se prolonga en el tiempo. La “Felicidad” es un proyecto personal lleno de metas, la mayoría relacionadas con la satisfacción personal, el desarrollo de habilidades interpersonales y de amor hacia uno mismo.

El “Ser Feliz” además de un estado de ánimo, es una “Actitud” constante y creemos que éste es un aspecto que podemos considerar como fundamental y que, unido a lo comentando líneas arriba, nos hace pensar que cuanto más nos conozcamos a nosotros mismos, más posibilidades vamos a tener de aplicar nuestras habilidades y destrezas en la consecución de nuestros objetivos. Esto, que tiene que ver con el término psicológico “Autoconocimiento”, está muy directamente relacionado con el de “Sabiduría”, en este caso acerca de nosotros mismos, y como decía Epicuro: “el que es sabio, es feliz”.

Como conclusión y reflexión, consideramos esencial para el entendimiento de la “Felicidad” prestar atención tanto a los aspectos positivos como a los negativos del funcionamiento humano, no entendiendo felicidad como sinónimo de bienestar, si no más bien como una congruencia entre los valores y los comportamientos de un individuo en concreto. La felicidad, claramente, está muy relacionada con estados de bienestar, alegría, pasión, tranquilidad, etc., pero no excluye estados de dolor (puedo estar enfermo y no tengo por eso que dejar de ser feliz), de tristeza (puedo haber sufrido una pérdida y no tengo que dejar de ser feliz), de ira o de miedo. “Ser Feliz” no es un estado de ánimo transitorio como lo pueda ser el placer, el dolor, la tristeza o la alegría, es una “Actitud” constante, estaría más relacionado con lo que llamamos “Rasgo de Personalidad” y que mantiene una estabilidad temporal.

En esencia, la idea que se ha intentado transmitir es que la “Felicidad”, si como desean muchas personas la queremos considerar como algo estable, tenemos que relacionarla con la satisfacción experimentada por la congruencia entre nuestros valores personales y nuestro propósito de llevarlos a cabo, con la práctica continuada y con el esfuerzo; los errores, fracasos, etc., son conceptualizados como fuente de aprendizaje, son desagradables pero no impiden que siga siendo "Feliz". De este modo la “Estabilidad” siempre va a estar bajo nuestro control.

 

Dr. Victoriano Ramos

Psicólogo Clínico


 

:: Florencia

Este artículo me ha parecido estupendo! Muchas ideas para reflexionar acerca de lo que "hacemos con nuestra existencia". Gracias por compartirlo.

 

:: luis

Articuclo claro y directo a la cuestion. Creo que arroja un planteamiento y linea de debate muy interesante.

 

:: GALA

Árdua tarea la de conocerse a uno mismo. Aquí hay muchas pistas para conseguirlo. A meditar!. Un artículo de autoayuda muy bueno. Felicidades!.

 
 
Comentar este artículo
Nombre:
Email:
Comentario: