Inicio » Articulos » Articulos de investigacion » Es normal dormir 8 horas cada noche 553814
 

¿Es normal dormir 8 horas cada noche?

 

“Cumplió don Quijote con la naturaleza durmiendo el primer sueño, sin dar lugar al segundo, bien al revés de Sancho, que nunca tuvo segundo, porque le duraba el sueño desde la noche hasta la mañana, en que se mostraba su buena complexión y pocos cuidados”. Miguel de Cervantes

 ¿No os ha ocurrido alguna vez despertaros en mitad de la noche desvelados sin saber qué hacer o sintiéndoos ansiosos?

 Tras 16 años de investigación, en 2001, el historiador Roger Ekirch del Virginia Tech, publicó un artículo que revelaba numerosas fuentes acerca de que en otros tiempos los humanos dormíamos 2 tramos de sueño nocturno, y no un sueño de 8 horas seguidas como lo solemos hacer ahora, o como intentamos hacerlo. Su libro At Day’s close: Night in the past (La noche en el pasado), editado hará 4 años, Ekirch documentaba unas 500 referencias acerca de un primer sueño que empieza unas dos horas después del anochecer seguido de un periodo de una o dos horas de vigilia, seguidas a su vez por un nuevo tramo de sueño. Estas referencias provenían de periódicos, libros de medicina y de literatura y notas de tribunales, desde la Odisea de Homero hasta datos antropológicos provenientes de tribus modernas nigerianas.

 “Al despertar de tu primer sueño, deberás tener lista una bebida caliente y al despertar del siguiente sueño tus penas quedarán aplacadas.”Antigua balada inglesa, “Old Robin of Portingale”

 Un experimento llevado a cabo por el psiquiatra Thomas Wehr a principio de los ’90, viene a apoyar estas observaciones. En su experimento se dejaba que un grupo de sujetos fuese expuesto a la oscuridad durante 14 horas cada día durante un mes. El resultado fue que, una vez que se hubo regulado el patrón de sueño, las personas comenzaron a dormir alrededor de cuatro horas para luego despertarse durante una hora o dos y luego continuaran durmiendo.

 Aunque estos resultados impresionaron a la comunidad científica, la idea de que lo normal es dormir 8 horas seguidas por la noche está ampliamente establecida en nuestros días.

 Según Ekirch, “Lo relevante no es sólo una cantidad de referencias [a las que hace alusión en su libro], es la manera en la que ellas se refieren a ese hecho, como si fuera algo conocido por todos.”

 Una de las razones porque las cosas hubieran cambiado en este sentido puede que fuera la generalización del alumbrado eléctrico y, con ello, la proliferación de los salones nocturnos que quedaban abiertos todos la noche. Ya hacia 1920 la idea de un primer y un segundo sueño comienza a desaparecer. Esta tendencia se inició en las clases altas de Europa del norte y fue filtrándose hasta popularizarse por completo durante los siguientes 200 años hasta hoy.

 En su nuevo libro “Evening’s Empire” (El imperio del atardecer), el historiador Craig Koslofsky relata cómo pudo haber sucedido este cambio tan radical.

 Antes del siglo VII todo lo relativo a la noche no era nada bueno: era un mundo poblado por personas de mala reputación, criminales, borrachos y prostitutas. Ni siquiera los que podían darse el lujo de usar candiles consideraban que tuviera algún aliciente o prestigio pasarse toda la noche en vela. Pero esto cambió con la Reforma y la Contrarreforma. Católicos y protestantes comenzaron a celebrar sus misas secretas de noche durante los periodos de persecución, y la noche se convirtió en ámbito de personas respetables, lo cual se extendió paulatinamente de manera que los que podían permitirse tener luz en sus casas comenzaron a socializar por la noche, hasta la llegada del alumbrado de las calles momento en que se extendió también a las clases más bajas. “Las personas tomaron cada vez más conciencia del tiempo y de la eficiencia antes del siglo XIX”, indica Ekirch. “Pero la revolución industrial intensificó esta actitud a grandes pasos.”  Tanto es así que un prestigioso diario médico de 1829 “apremiaba a los padres a que acostumbraran a sus hijos a romper el patrón del primer y segundo sueño.” “Salvo en caso de enfermedad o accidente, no necesitarán más descanso que el que ofrece el primer sueño, que deberán acostumbrarse a terminar de forma natural a la hora normal. … Y entonces, si vuelven a intentar dormirse, deberá enseñárseles que eso es una mala costumbre que no redunda en su beneficio.”

 “Él lo sabía, ni siquiera en el horror con el que comenzó a partir de su primer sueño, y abrió la ventana para disiparlo con la presencia de algún objeto, más allá de la habitación, que no hubiera sido, por así decirlo, testigo de su sueño.” Charles Dickens

 Pero hasta entonces, durante el periodo de vigilia entre el primer y segundo sueño las personas se conducían de manera muy activa. Iban al baño, fumaban, visitaban a sus vecinos, leían en la cama, escribían o rezaban; hablaban con sus compañeros de lecho o mantenían relaciones sexuales. “Innumerables manuales de oraciones de finales del siglo XV ofrecían plegarias especiales para las horas de vigilia.”

 En la actualidad parece que todos hemos adoptado el patrón de sueño de 8 horas seguidas, pero es muy posible que muchos de los trastornos del sueño que presentan las personas se deba a la natural tendencia del organismo a segmentar el sueño así como a la omnipresencia de la luz artificial. “Durante la mayor parte de nuestra evolución hemos dormido de una manera determinada”, señala el psicólogo del sueño Gregg Jacobs. “Despertarse durante la noche es parte normal de la psicología humana.” Si al despertarse las personas se sienten ansiosas eso significa, según este psicólogo, que el patrón no interrumpido de sueño es perjudicial. Russel Foster, profesor de neurociencia circadiana de la Universidad de Oxford comparte esta visión. “Muchas personas se despiertan por la noche con pánico”, afirma. “Les digo que lo que experimentan es una reminiscencia del patrón de sueño partido.” Según Jacobs este asunto puede estar en la raíz del estrés que las personas experimentamos durante el día, así como el aumento de personas que padecen ansiedad, depresión, se alcoholizan o se drogan.

 

Fuente

 

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/02/120222_sueno_ocho_horas_mito_pea.shtml

Imagen: noseq.com


 
 
Comentar este artículo
Nombre:
Email:
Comentario: