Inicio » Articulos » Amor y sexo » Que es el erotismo 342676
 

¿Qué es el Erotismo?

 

“¿Qué dios o qué hombre puede entender que, sembrando pasiones como acostumbras por todas partes, pretendas reprimir ahora en tu casa los amores del Amor?”

Anónimo

 De acuerdo con Bataille (1980:23) sólo los seres humanos “han hecho de la actividad sexual una actividad erótica, y que la diferencia entre el erotismo y la actividad sexual simple es una investigación o búsqueda psicológica independiente del fin natural dado en la reproducción y en el ansia por tener niños”… “El erotismo es un aspecto ‘inmediato’ de la experiencia interior que se opone a la sexualidad animal.”

 No por nada el mito griego de Eros (o de Cupido, dios del amor, hijo de Marte y de Venus, mensajero y servidor de Venus, confidente y sostén de los enamorados) y la hermosa Psique, acaba con el nacimiento, tras su unión, que –sin éxito– Venus intenta a toda costa destruir, de la diosa Voluptuosidad.

 Para Freud, el principio erótico o Eros representa el principio único que, sustentado por la energía libidinal, “somete todo al principio del placer y al impulso de conservación del individuo y de la especie.” (Lagarde, s/f), entendiendo por libidinal  o concepto de libido el propio deseo (del latín, desiderium) que en el Léxico sucinto del erotismo (1974:32) es definido como “la tendencia profunda, invencible y muchas veces espontánea, que empuja a un ser a apropiarse de la manera que sea de un elemento del mundo exterior, o de otro ser … culmina y se desarrolla en la sexualidad... [y] define al individuo humano.”

 Otro aspecto que diferencia la sexualidad puramente animal de la humana es la creatividad y la imaginación, la fantasía. “Al independizarse de los obligatorios mandatos biológicos, y adentrarse en el terreno de lo creativo, surge la variabilidad, lo impredecible, lo inesperado, lo personal, lo íntimo. … Es en este terreno donde juegan un papel predominante la sensibilidad individual, las significaciones, las expectativas, las atribuciones, las emociones.” Así, cada pareja adulta construye su propia relación sexual-erótica en un juego sin fin, acorde a su biografía personal y a sus procesos de socialización.

 Lo erótico es la exaltación o en su defecto, inhibición, de los impulsos libidinales y activa desde el sistema nervioso hasta los más diversos órganos, pasando por las membranas mucosas y la piel. Afecta tanto a los individuos particulares como a los grupos sociales. Tal y como lo expone Lagarde, lo erótico se expresa a través del cuerpo por medio de acciones concretas y experiencias de índole física, pero también intelectuales, emocionales, subjetivas, simbólicas, ya sean concientes o inconcientes, a través de las diferentes formas de la percepción y del sentir (excitación, necesidad, deseo, goce, alegría, dolor, agresión, horror… y “generar placer, frustración o malestar, de manera directa o indirecta”). La energía sexual, las prácticas sexuales, la atracción sexual, son solo un aspecto de lo libidinal que es la pulsión en la que se agota lo erótico, ya que las relaciones o prácticas sexuales, o incluso las creencias sobre lo sexual referidas a lo erótico representan una parcela distinta respecto de la sexualidad entendida como reproducción sexual o relaciones de parentesco. Dicho de otro modo, “El sexo es realmente una idea mágica, sugestiva y altamente indefinible. Incluye género, erotismo, genitalidad, misterio, lujuria, fecundidad, virilidad, estremecimiento, neurología, psicopatología, higiene, pornografía y pecado, suspendido todo ello en experiencias reales de la más intratable subjetividad” (Creer, 1985).  

 Desde el punto de vista puramente fisiológico la excitación erótica se produce ocasionalmente por la acción de las hormonas sexuales, sobre todo las andrógenas sobre el sistema nervioso y perdura aún cuando desaparece o se reduce dicha acción, como ocurre en la andropausia y la menopausia (del griego meno=mes, mensual y pausis=cesación)= "fin de los meses". El erotismo está histórica y culturalmente ligado a la lujuria, según la Enciclopedia Ilustrada de Sexología y Erotismo. “Es el apetito desordenado de los deleites carnales. Se trata, desde luego, de una concepción ligada a una valoración moral y ética del pecado.” Por su parte Kinsey definió al comportamiento sexual erótico “como el comportamiento que conduce al orgasmo, con seis salidas principales: masturbación, sueños sexuales, caricias, coito. Las actividades homosexuales y los contactos animales" (citado en Katchadourian,1984:19).” (Lagarde, s/f).

 Cada cultura y momento histórico define lo erótico con características propias. No hay en realidad una única definición de los erótico. Si observamos el arte erótico japonés del periodo Edo que abarca desde 1600 hasta 1868, por ejemplo, veremos que lo característico es la complementariedad entre lo que se muestra y lo que se oculta y que a diferencia de lo que ocurre en Occidente en este mismo periodo, la tensión erótica se da por medio del juego metonímico por el cual lo que en realidad se muestra es lo que no se enseña. Difícilmente encontremos en el periodo Edo un desnudo completo como sí se observa en el arte occidental de la época. 

 Lo erótico depende del tipo de relaciones sociales, “normas (prescripciones y prohibiciones), códigos, preferencias, prácticas, conocimientos, sabiduría, concepciones, lenguajes y tabúes.”, impuestos por la clase dominante de manera distintiva para los diversos grupos de una sociedad según edad, género, tipo de relación conyugal y tradiciones estatuidas y que en nuestra sociedad occidental, y no menos en las sociedades orientales, podemos aun describir, generalizando, como “patriarcal, clasista, genérica, y racista.”

 Freud, por ejemplo, sin ir más lejos, concebía la libido como un principio masculino, aparezca éste en el hombre o en la mujer e “independientemente de su objeto”, dando lugar a un profundo anclaje psicológico del binomio dominio-sumisión Otros psicoanalistas, desde Ferenczi, Karen Horney o Melanie Klein, y el acercamiento del psicoanálisis a la psicología social y al feminismo, contribuirán a matizar esta afirmación. En esta línea, desde el modelo intersubjetivo-relacional, la psicoanalista Jessica Benjamin “estudia en las fantasías y relaciones sadomasoquistas la lógica del amo y el esclavo. Plantea que en esta estructura se puede discernir la dinámica que organiza la dominación y la sumisión.” Y añade, “La fantasía de dominio erótico encarna el deseo de independencia y el de reconocimiento. En su análisis va mostrando cómo los deseos se transforman en violencia y sumisión erótica.” Lo que la autora teoriza es que “es que en el sometimiento voluntario al dominio erótico [donde] se da la paradoja de liberarse por medio de la esclavitud.”

 En nuestras sociedades el hombre aun responde a una lógica hegemónica masculina que lo condiciona y condiciona así, igualmente, el papel de la mujer en el intercambio sexual y que, a lo largo de la historia, si se muestra sexualmente activa, es muchas veces satanizada. Pero es esa misma lógica hegemónica masculina la que muy a menudo compromete la misma virilidad del varón, y la posibilidad de una unión amorosa. “Las actitudes masculinas ante la sexualidad descritas [temor a la pérdida erectiva, temor a mostrarse débiles o sensibles], son posibles de sostener solamente con mujeres sumisas, poco interesadas en el sexo y con escasa conciencia de sí mismas como seres sexuados.” En The Transformation of Intimacy: Sexuality, Love and Eroticism in Modern Societies (Análisis de los cambios en la sexualidad y de las interpretaciones acerca del papel que ésta juega en las culturas modernas de finales del siglo XX), Anthony Giddens argumenta que la transformación del espacio íntimo, en la que las mujeres han desempeñado la función más destacada, encierra la posibilidad de una democratización radical en la esfera personal.

 

Fuentes

 

http://scholar.googleusercontent.com/scholar?q=cache:-qWjf95a9dMJ:scholar.google.com/+lo+erotico&hl=es&as_sdt=0,5

 

http://www.adepac.org/P06-93.htm

 

http://scholar.googleusercontent.com/scholar?q=cache:F90N-0eTRqcJ:scholar.google.com/+libido&hl=es&as_sdt=0,5&as_vis=1

 

http://revistagpu.cl/GPU_ejemplares/2005/vol1n1junio2005.pdf#page=16

 

http://en.scientificcommons.org/6959006

 

Imagen: http://yessieduardosantos.blogspot.com/2009/06/fotos-yes.html

 

 

 


 
 
Comentar este artículo
Nombre:
Email:
Comentario: